La ecología nos enseña que toda forma de vida está interconectada. La energía solar, los átomos del aire, las moléculas de las plantas y animales se entremezclan y están constantemente en circulación. La vida es un todo integrado. 

El cuerpo del ser humano contiene todos estos elementos y es, por tanto, un reflejo del todo. Pero, ¿cómo transforma el ser humano los átomos de comida, aire y luz solar en obras de arte? Está claro que en el ser humano hay algo más que átomos físicos y terrenales.

No resulta difícil, en la era de la tecnología, asumir que somos únicamente carne y huesos, o, como alguien dijo, carne animada. Cuando Cayce centró su habilidad psíquica en la comprensión de la verdadera naturaleza del ser humano, tratando redescubrir de dónde venimos, cuál es la finalidad de nuestra existencia, lo que surgió fue el retrato de una criatura auténticamente cósmica. Aunque hemos sido hipnotizados por nuestros sentidos de tal forma que únicamente creemos en la realidad del mundo físico, la realidad esencial es la energía. 

La esencia de nuestra naturaleza es energética. Es un espíritu inmaterial. Somos canales de energía divina. Ese es el mensaje universal de todo misticismo, de toda religión, es el mensaje esencial de Cayce, y los canalizadores contemporáneos lo repiten. Uno puede tomar conciencia del espíritu por medio de la intuición, pero no puede hacerlo a través de los sentidos. La meditación y los sueños pueden conducirle a uno a tales intuiciones. La imaginación es asimismo una herramienta muy eficaz que necesita ser cultivada.

Muchas de estas ideas tienen más de 2000 años de antigüedad, Ciertamente su origen no es Cayce. Pero Cayce ha proporcionado la primera descripción detallada detales conceptos, en un marco integrado que está resultando compatible en una gran medida con los modernos conceptos de la psicología y la filosofía. Lo que en el pasado fue una afirmación mística, o basada en la fe religiosa, ha sido expresado por Cayce en unos términos que son bastante compatibles con las ideas de la psicología moderna.

El fenómeno de la canalización parece transmitirnos hoy en día un doble mensaje. Por una parte, las voces que provienen del canalizador se presentan a sí mismas como espíritus separados del cuerpo. Su mensaje parece ser que la presencia de tales espíritus o entidades prueba que somos algo más que simples cuerpos, que nosotros mismos somos espíritus. Por otra parte, estas voces nos dicen que pasemos por alto quiénes son y nos centremos en su mensaje. Pero como nosotros basamos su mensajeen su afirmación de que son espíritus, nos hallamos metidos en un buen lío.

Temas que te pueden interesar  ¿Por qué las mujeres son coquetas?

Naturalmente, centramos nuestra atención en la naturaleza de estos espíritus separados del cuerpo. Los espíritus nos maravillan y hacen que su mensaje nos resulte interesante. Ahora bien, afirman que son espíritus, pero no podemos verificarlo, y, por tanto, no sabernos si debemos o no creernos el mensaje que nos transmiten,Esta difícil situación tiene una salida.

Si estudiamos el mensaje cuidadosamente,vemos que también nos dicen (y Edgar Cayce dice lo mismo): “No me creas cuando digo que eres un espíritu, descúbrelo por ti mismo. No pienses que tú eres un alma porque lo dicen todas las religiones del mundo, no has de depender de lo que cuentan los místicos al haberlo experimentado. Descúbrelo por ti mismo. Hasta que no hayas experimentado la realidad del espíritu por ti mismo, no será más que un concepto, una de tantas ideas”.

El hecho de aprender que tú, también, eres un canal del espíritu puede ser un medio para despertar espiritualmente. Cayce ha manifestado que la percepción psíquica más elevada es que Dios habla directamente con los seres humanos. Una percepción que muchos de nosotros ya hemos tenido. Según una encuesta Gallu preciente, el 50% de los americanos ha experimentado cómo Dios ha hablado con ellos,a través de una sensación o impresión interna.

¿Qué es Canalizar?

Probablemente, nadie utilizaría la palabra canalizar para describir las diversas modalidades de inspiración, profecía y ministerio, de no ser por Edgar Cayce. Es justo y verdadero decir que fue Edgar Cayce quien por primera vez empleó la palabra canal para describir al ser humano como fuente de transmisión psíquica y espiritual. Fue un gran visionario al emplear esta palabra de formas tan sugestivas, y la grabó en la imaginación de quienes lo siguieron

Cayce no restringió el uso de este término a la descripción de los contactos entre vivos y difuntos, o entre la personalidad física y los dominios de la mente infinita. No lo utilizó exclusivamente para referirse a los individuos cuyos poderes psíquicos están en plena actividad. Indicó que todas las personas son un canal, en tanto en cuanto son una manifestación de energía divina.

La cuestión es qué quiere canalizar la persona y con qué fin. Lo que interesaba fundamentalmente a Cayce era si se trataba de un canal constructivo. Para comprender la canalización y hacer de ello un proceso constructivo dentro de nuestra vida, Cayce considera necesario comprenderlo en primer lugar en su sentido más amplio.

He aquí una analogía. Un niño pregunta a sus padres: “¿Qué es un deporte?” Da la casualidad que en esos momentos están transmitiendo un partido de fútbol —un deporte muy importante en la actualidad— en la televisión. Los padres del niño le dicen: “¡mira la pantalla del televisor!” Lo que allí ves es un deporte”.

Temas que te pueden interesar  El derecho de los niños a no dar besos si no lo desean

El niño observa el partido de fútbol durante un rato. Ve cómo juegan en el campo,mira a la gente de las gradas, escucha a los comentadores. Entonces el niño se vuelve,mira a sus padres y les pregunta: “¿El deporte es pelearse por una pelota? Los jugadores se golpean unos a otros, tratan de quitarse la pelota, la lanzan. Unos derriban a otros. Muchas personas están muy excitadas y chillan. Algunos están muy felices, otros parecen realmente enfadados. ¿El deporte es eso? ¿Es como una gran pelea?”. Los padres estarán de acuerdo en que a veces es así, pero saben que el deporte es mucho más que eso.

Teniendo presente ese significado mucho más amplio de la palabra deporte, vemos cómo el fútbol es un ejemplo de deporte. Podemos comprender qué es lo que tenemos que buscar para saber valorar en qué medida el fútbol ejemplifica el concepto de deporte y hasta qué punto la industria del fútbol puede acabar con la deportividad.

Lo mismo sucede con la canalización. A través del televisor nos llega una imagen muy limitada de la canalización y su significado. Parece como si consistiera únicamente en cerrar los ojos y hablar con una voz muy extraña, tratando de ser alguien distinto,posiblemente el portavoz de un espíritu.

Da la impresión de que es una forma de captar la atención de un público que de otro modo no escucharía, o un truco para ganar mucho dinero. Pocos de nosotros desearíamos hablar en sueños con un gran grupo de personas. Pero la canalización no consiste exclusivamente en que una persona en estado inconsciente realice discursos inspirados. Ello no es más que un aspecto de un panorama mucho más extenso.

En sentido general, un canal es un medio de transmisión. Recibe una información y la pasa. Así, por ejemplo, cuando se nos ocurre una idea, y se la comunicamos a otra persona, canalizamos dicha idea. Cuando te acercas a un amigo y lo abrazas, eres un canal de amo

El canalizador – canal de energía divina – recibe algo que sin él los demás no verían, lo transforma para hacerlo transmisible, y se lo presenta a los demás. Nosotros, por ejemplo, con nuestra vida hacemos visibles nuestros pensamientos y motivaciones. Un canal asimismo implica una aplicación específica. Podemos experimentar nuestro amor por una persona en forma de buenos sentimientos. Sin embargo, cuando canalizamos, esos sentimientos pueden manifestarse de una forma muy concreta, una de tales manifestaciones puede ser por ejemplo preparar la comida a la persona amada, o ayudarla a resolver un problema. Canalizar tiene una implicación específica que consiste en transmitir algo externo.

Temas que te pueden interesar  Cerebro triuno: el porqué de nuestras conductas

El canalizador aporta una información que no forma parte de sus conocimientos, experiencias. Existen en la canalización unos componentes psíquicos o creativos, una dimensión espiritual e inspirada que transciende las habilidades o conocimientos ordinarios del canalizador. A veces el canalizador sirve como oráculo de la sabiduría. Los mensajes que recibe el canalizador pueden proceder de un espíritu separado del cuerpo, de Dios, de un ángel, o de plantas o animales.

Puede tratarse de una intuición. Entonces, el canalizador transmitirá lo recibido, por vía oral, por escrito,realizando un dibujo o cualquier otro trabajo artístico, a través de una acción,mediante alguna labor comunitaria, o por medio de una sonrisa. El canalizador puede estar dormido, meditando, en trance, o despierto mientras tiene lugar la canalización. Analizado desde la perspectiva que nos proporciona el material aportado por Cayce, el tipo de canalización que hoy en día está de moda, la modalidad que aparecen televisión, no es más que un caso concreto de un fenómeno mucho más general.

Hablar con la voz de un espíritu no es más que un ejemplo de canalización. Una modalidad que Cayce empleó muy poco. Aunque Cayce mostró una alteración de la conciencia siempre que realizó sus lecturas, no fue ésta su única modalidad de canalización. También fue un médium y un inspirador, estando despierto. Todos los días, en un sinfín de formas, tú y yo somos canales de espíritus, ideas y recursos cuya procedencia sobrepasa nuestra personalidad consciente.

Nuestra capacidad de canalización tiene un profundo impacto en nuestra propia vida y en la vida de quienes nos rodean. Nos es posible llegar la concienciamos de esto. Podemos llegar a darnos cuenta de que somos canalizadores y determinar cuáles son los tipos de canalización que deseamos perfeccionar y utilizar.

Cayce señaló que hay tantos tipos de canalización como individuos. En lugar de canalizar (canal de energía divina) sin ser conscientes de lo que hacemos, podemos desempeñar un papel más dinámico y creativo. Al hacerlo,asumimos lo que nos corresponde por nacimiento, la misión que tenemos en esta vida,llegar a ser un canal de ventajas y beneficios para los demás por nuestra forma de canalizar las energías

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 5)