Google lleva Internet a zonas remotas

Google pone fin a su proyecto de globos estratosféricos para llevar Internet a zonas remotas

La empresa matriz de Google, Alphabet, anunció el 22 de enero el fin de Loon, su proyecto para llevar Internet a zonas remotas con globos estratosféricos. “El camino a la viabilidad comercial resultó ser más largo y más arriesgado de lo que esperábamos”, escribió el líder del proyecto, Astro Teller.

Iniciado en 2013, Loon ofreció desde entonces servicios de Internet a las zonas devastadas por desastres naturales, como Puerto Rico tras el huracán María en 2017 o Perú tras el terremoto de 2019.

En julio del 2020, la empresa comenzó su primer proyecto comercial en Kenia, donde su flota de 35 balones ofrecía Internet en una superficie de 50.000 kilómetros cuadrados.

El acceso universal a Internet es una de las claves para el desarrollo de muchas de las comunidades más apartadas. Permitiéndoles acceder a mejores opciones de salud, educación, servicios y productos clave, así como el desarrollo de oportunidades económicas inaccesibles de otra manera. Algunas de las mayores empresas tecnológicas —Google, Facebook o Microsoft— han intentado llevar Internet al fin del mundo, aunque de momento solo Google parece firme y exitosa en su empeño.

Una de sus mayores obsesiones ha sido siempre esa: llevar Internet a los lugares más remotos del planeta. En sus propias palabras: “Muchos de nosotros concebimos la Red como una comunidad global. Pero dos tercios de la población mundial no tienen acceso a ella”.

Ya sea a través de usar las capacidades de inteligencia artificial del Google Assistant en una llamada telefónica normal; a través del lanzamiento de grandes globos de helio a la atmósfera; o con el uso de drones, Google persevera en universalizar el acceso.

Temas que te pueden interesar  La tecnología detrás de las imágenes animadas en 3D de Google Fotos
Temas que te pueden interesar  Google sufre una caída temporal en todo el mundo

Según el informe We are digital 2018, de We Are Social y Hootsuite, los usuarios de Internet, 4.021 millones de personas, superan la mitad de la población mundial situándose en un 53%, de las que un 68% de ellas accede a través de dispositivos móviles. Pero todavía queda casi otro 50% que no pertenece a esta comunidad global.

La clave es el acceso. Según el último informe de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (ITU, el organismo especializado en telecomunicaciones de la ONU), en septiembre de 2017 todavía el 52% de la población mundial no tenía acceso a Internet. Aunque desde 2010, las conexiones de banda ancha han incorporado a 1.500 millones de nuevos usuarios, la diferencia global entre regiones con y sin acceso a Internet persiste. Según el documento, “la brecha digital corre el riesgo de convertirse en un abismo digital. Los países más pobres siguen desconectados del resto del mundo y se incrementa la diferencia entre los más y menos conectados”.

Por eso, y porque en ello está su negocio, una de las obsesiones de Google siempre ha sido llevar Internet a los lugares más recónditos. El proyecto más espectacular de la compañía para conseguirlo es el Project Loon — a través de Google X— que intenta proporcionar acceso universal mediante globos. A primera vista parecería una broma, de hecho, el nombre del proyecto viene de lunático, pero la tecnológica ya ha lanzado a la atmósfera más de 100 globos con este propósito.

Recent Articles

Related Stories

Stay on op - Ge the daily news in your inbox