Los datos que Google Analytics te ofrece van más allá de la visión general y sus métricas básicas. Al momento conocer el tráfico de tu web, podrás comprobarlo desde la visión general de la herramienta. Pero no las vías de adquisión. Cuando quieras conocer estos datos más detallados, la pestaña de ‘Adquisición’ tiene tu solución.

Es vital conocer las fuentes de tráfico, es obligatorio. Si no sabes de dónde viene el tráfico, no podrás saber qué estrategias están funcionando y cuáles no.

Para qué sirve el Tráfico Directo

El tráfico directo sirve para averiguar cuántas personas entran a una página web sin enlaces intermedios, de forma directa a través de su navegador, de sus barras de favoritos o incluso aprovechando el autocompletado en las URL. Es una forma de determinar hasta qué punto hay un conocimiento del portal y si el nombre del dominio es realmente fácil de recordar e introducir.

Cobra especial sentido para conocer el grado de fidelización de los consumidores con la marca, o al menos con su página web. La frecuencia de entradas es algo que ayuda a la memorización de la web, y lo que conlleva a su introducción directa.

Ejemplos de Tráfico Directo

Podemos encontrar infinidad de ejemplos de tráfico directo; pero vamos a poner un caso práctico para dejarlo más claro. Para entrar en nuestra página principal, https://mcdevservices.com, es posible hacerlo a través del enlace que acabamos de facilitar. No obstante, esto no sería tráfico directo.

Para conseguir ese tipo de tráfico, sería necesario que un usuario cogiera dicha URL y la escribiera en la barra de direcciones de su navegador para, automáticamente, acceder a través de ella. Así, se conseguiría una visita directa y una unidad más a añadir al valor de esta métrica.

Temas que te pueden interesar  Guía de optimización en buscadores (SEO) para principiantes

¿Qué entiende realmente Google Analytics por ‘tráfico directo’?

Además del tráfico de los usuarios que, efectivamente, teclean la URL directamente en la barra de direcciones, Google Analytics considera también tráfico directo:

  • Los enlaces guardados como favoritos.
  • Las visitas de usuarios que han accedido al pulsar un enlace ubicado en un email si se utiliza una aplicación de correo electrónico configurada en el propio dispositivo. En los correos vía web como Gmail, Hotmail o el correo de Yahoo, en el origen de la visita aparece el nombre del servidor.
  • Cuando el enlace a la web que ha llevado al usuario a nuestra página se encuentra dentro de un documento en formato Word, PDF, Power Point, etc.
  • Enlaces que dirigen a una página segura (https:), pero el sitio no cuenta con un certificado SSL (Security Socket Layer).
  • Cuando el usuario accede a una página a través del histórico de visitas anteriores.  
  • Los enlaces a la web que se encuentran en código JavaScript, lo que ocurre en muchos banners publicitarios.
  • Los enlaces que están dentro de una intranet o a través de un servidor Proxy.
  • Cuando se llega a una página a través de redirección 301 permanente y se han eliminado los parámetros UTM que conducían a la fuente original.
  • El usuario puede configurar su navegador eliminando los datos “referrer”, por lo que se oculta el origen de la visita y el tráfico pasa a considerarse, erróneamente, directo.

Esta cuestión no concierne únicamente a Google Analytics, puesto que el resto de herramientas analíticas y de buscadores presentan problemas parecidos a la hora de interpretar qué es tráfico directo.

Un problema para el análisis SEO

Además del tráfico directo, con los problemas que hemos comentado, las visitas a nuestra web pueden venir de:

  • Tráfico que llega de otras webs. Sería el tráfico de referencia, es decir, las visitas que nos llegan a través de enlaces de otras webs o sites, lo cual incluye las páginas que apuntan a la home de nuestra web o a alguno de nuestros posts o las redes sociales.
  • Tráfico orgánico (SEO). Es el tráfico de la SERP, es decir, el que se produce cuando, tras una búsqueda de los usuarios, nuestra web aparece en la lista y estos hacen clic sobre ella.
  • Tráfico de pago (SEM). Es el tráfico originado a través de alguna campaña de enlaces patrocinados, como Adwords.
  • Tráfico de campaña de marketing online. Aquí se incluirían todas las visitas conseguidas mediante campañas o acciones de publicidad o marketing online: como los anuncios directos o banners.
Temas que te pueden interesar  Cómo hacer Keyword Research

La indefinición de lo que se considera tráfico directo y sus errores de identificación suponen un problema a la hora de analizar nuestra web, ya que resta objetividad a los datos de proporción de tráfico obtenido.

Veamos un ejemplo: si resulta que las visitas logradas a través de un enlace introducido en un banner en vez de ser considerado tráfico logrado a través de una campaña es identificado (erróneamente) como marketing directo, se estará produciendo una distorsión de los datos. Y esto nos puede conducir a la equivocada conclusión de que dicha acción publicitaria está dando unos resultados algo peores que los conseguidos en realidad.

Para reforzar Todo el tráfico: más claro agua y además debe coincidir con las visitas que hemos visto al entrar en nuestra cuenta de Google Analytics.

  • Tráfico Directo: son aquellos usuarios que han entrado tecleando la URL  de tu site directamente en la barra del navegador.
  • Tráfico de Referencia: también conocido como tráfico “Referral”. Son aquellas visitas que nos llegan a través de otra web, es decir a través de enlaces en otros sites. Aquí dentro tenemos desde las visitas de las redes sociales hasta de partners nuestros que tienen algún enlace en su web.
  • Tráfico de Búsqueda: es el tráfico que nos traen los diferentes buscadores, es decir son visitas de usuarios que llegaron a nuestros sitio web porque estaban buscando algo en Internet y aparecimos nosotros. Existen dos tipos de tráfico de búsqueda:
  • Tráfico orgánico: aparecimos ante los ojos del usuario posicionados de forma natural. Es la forma “gratuita” de aparecer en Google.
  • Tráfico de pago: solo aparecerán visitas en este apartado si en algún momento hemos realizado alguna campaña SEM (Adwords); o ADS. Si nunca hemos hecho campañas, esta línea ha de aparecer completamente plana.
  • Tráfico de campañas: está enlazado con las acciones de marketing online: banners en otros sitios web o enlaces etiquetados con sus utms.
Temas que te pueden interesar  Técnicas de posicionamiento orgánico justo en la cima de los resultados

Qué decir tiene que para una misma fecha, si extraemos las visitas directas, las de referencia y las orgánicas y las de pago, y las sumamos, nos tiene que dar como resultado el total de las visitas para ese periodo. Si no es así es mejor que empecemos a buscar qué tráfico se nos ha colado y no se ha atribuido a ninguna fuente de tráfico.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)